Glaucoma: Lo que necesita saber

Muchas personas piensan que el glaucoma es algo que sólo les sucede a los adultos mayores; sin embargo, eso es un mito. Las personas de todas las edades pueden tener glaucoma, aunque es más común en adultos mayores de 60 años. Según la Clínica Mayo, el glaucoma es una de las principales causas de ceguera en los adultos mayores.

El Instituto Nacional del Ojo define el glaucoma como: «un grupo de enfermedades que dañan el nervio óptico del ojo y pueden resultar en pérdida de visión y ceguera.» También señalan que ciertos grupos están en mayor riesgo de desarrollar glaucoma, entre ellos los afroamericanos mayores de 40 años, todas las personas mayores de 60 años, los estadounidenses de origen mexicano y las personas con antecedentes familiares de glaucoma. El daño es típicamente causado por altas cantidades de presión en el ojo. Los cambios en la presión arterial podrían contribuir al glaucoma.

¿Cuáles son los signos del glaucoma?

Los signos y síntomas del glaucoma dependen de qué tan avanzada esté la enfermedad. Esto incluye

  • Puntos ciegos en la visión periférica o central (generalmente en ambos ojos).
  • Visión de túnel
  • Dolores de cabeza severos
  • Dolor en los ojos
  • Náuseas y vómitos
  • Visión borrosa
  • Enrojecimiento de los ojos
  • Halos alrededor de las luces.

El glaucoma a menudo no presenta síntomas. Es importante tener en cuenta que estos signos y síntomas podrían ser una señal de un problema subyacente que es el glaucoma. Si usted está experimentando cualquiera de lo anterior, es necesario que busque la orientación de un profesional de la salud con licencia.

¿Cómo se detecta el glaucoma?

Existen varias pruebas para detectar el glaucoma, entre ellas:

  • Prueba de agudeza visual: Una prueba estándar de la tabla optométrica
  • Prueba de campo visual: Mide la visión periférica
  • Examen de la vista con dilatación de las pupilas: Las pupilas se ensanchan para que el oculista pueda examinar el nervio óptico en busca de signos de daño.
  • Tonometría: Mide la presión en el ojo para detectar el glaucoma
  • Paquimetría: Mide el grosor de la córnea

¿Cómo se trata el glaucoma?

No hay cura para el glaucoma, y la visión no puede ser restaurada una vez que se pierde… El glaucoma se puede controlar con la ayuda de un médico que le recetará el tratamiento adecuado basándose en la condición de su ojo. El tratamiento puede incluir gotas para los ojos, cirugía y medicamentos.

Cinco preguntas que debe hacerle a su médico

Si usted recibe un diagnóstico de glaucoma, es probable que tenga preguntas. Un diagnóstico de glaucoma puede ser inquietante y causar angustia. Tener preguntas preparadas de antemano le ayudará a elaborar un plan de tratamiento con su oftalmólogo. Aquí hay cinco preguntas que usted puede hacerle a un profesional:

  • ¿Puedo hacer algún cambio en mi estilo de vida para mejorar el glaucoma?
  • ¿Cuáles son los riesgos y efectos secundarios del tratamiento del glaucoma?
  • ¿Cómo afectará el glaucoma mi vida y mi visión ahora mismo y en el futuro?
  • ¿De qué tipo de síntomas debo informarle?
  • ¿Qué tipo de tratamiento necesitaré para controlar el glaucoma por el resto de mi vida?

Al comunicarse de manera efectiva con su médico, usted puede sacar lo mejor de un diagnóstico de glaucoma. Es importante estar preparado para lo que puede suceder después cuando se someta al tratamiento del glaucoma.